No paro de preguntármelo ¿vale la pena seguir en Facebook? Lo pienso, sobre todo, cuando observo las estadísticas mensuales de mis clientes y las comparo con la de hace un año. El sentimiento es de depresión, desolador y, lo que es aún más grave, con la sensación de que todo puede ir a peor, aunque parezca imposible.

seguir en facebook

Porque perder un 70% del alcance se dice pronto. Después de muchos años de esfuerzo e imaginación para lograr crear una comunidad alrededor de las marcas. Días y noches atendiendo solicitudes, comentarios, presupuestos… De la noche a la mañana, las páginas no está muertas, pero casi. Podríamos decir que han entrado en una fase de letargo extraño. Y no, no es una, ni dos, ni tres. Todas las páginas de mis clientes han perdido tal alcance que empieza uno a plantearse si vale la pena seguir en Facebook. Un día de enero Mark se levantó y la jodió (perdón por la palabra, pero ninguna define mejor lo que hizo Mark ese día).

Ya sé que se puede hacer publicidad, que hay que variar las estrategias… Pero, ¿y si no vale la pena? ¿Y si la solución es dejar Facebook? ¿Os imagináis lo que pasaría si de golpe las empresas comenzaran a abandonar la red del amigo Mark? Si os digo la verdad, he probado diferentes alternativas y tampoco he notado grandes cambios. Ni publicando menos, ni siendo más selectivo… Claro, lo único que funciona es pagar la publicidad. Vamos a dejarnos de grandes frases sobre que la calidad debe primar sobre la cantidad o que hay que lograr enganchar al seguidor… sí, ese que no nos ve…

seguir en facebook

Claro, todo era muy bonito al principio, se trataba de ayudarte a crear esa comunidad para que ahora tengas la necesidad de mantenerla. Mucho trabajo invertido que se ve reflejado en unos miles de seguidores. La verdad es que dejarlo así como así no es fácil. Y con eso juegan los dueños de Facebook.

La caída en el alcance ha sido aún mayor de lo que yo esperaba, y, lógicamente, se refleja en las interacciones. Claro, si no te ven, no pueden interactuar contigo. Fijaos, que me ha llegado a pasar que a mí no me ha enseñado la publicación de algún cliente. ¡¡¡Pero si la programé yo y siempre interactúo!!! ¿Alguien me lo puede explicar?

Sigo soñando, como os he comentado alguna vez, que haya un emprendedor en algún garaje preparando una alternativa que ofrezca el cariño a las empresas que les ha quitado Mark. Pero creo que mi sueño no se hará realidad. Al menos, por ahora no hay atisbo de esa alternativa con la que me ilusioné. Inocente de mí…

Las cosas están claras, Facebook es una empresa privada que tiene un sólo objetivo, lógico y loable, ganar dinero. Y para eso ha decidido exprimir a las empresas. Pero puede que las acabe echando y entonces tendrá un problema, un serio problema. Ya se lo dije a Mark hace un año, pero parece que no leyó mi carta 😉.

seguir en facebook

Sólo nos queda decidir si queremos seguir haciéndole el juego a Facebook o nos vamos a crear comunidad a otro lado. No, no es una decisión fácil. Pero tampoco pensé que me la llegaría a plantear, así que quien sabe lo que puede pasar en unos meses… Me sigo preguntando, ¿vale la pena seguir en Facebook?

 

P.D.

Os quiero pedir perdón a todos. He estado tres semanas sin publicar en el blog. Muchos no me habréis echado de menos, ja, ja, ja, pero tengo una responsabilidad que no he cumplido. Ha sido por un exceso brutal de trabajo. Ni trabajando once horas diarias (que lo he hecho estas tres semanas) lograba sacar adelante todo el trabajo previsto. Intentaré que no vuelva a ocurrir. Disculpadme.

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt
humanizar las redes socialesvacaciones de un community manager