Vacaciones de un Community Manager. Suena a sueño, pero es realidad. Bueno, no lo es, porque hay que distinguir entre “vacaciones” y “veraneo”. Parecen lo mismo, pero no lo son. Os lo explicaré en este artículo en el que pretendo, únicamente, mostraros cómo me organizo yo para poder irme de “veraneo” y trabajar lo menos posible durante algunos días. Ya sabéis que mi obsesión es contaros de forma práctica y sencilla cómo trabajo en mi día a día como Community Manager.

Por cierto, si alguno tiene pocas ganas de leer o no tiene tiempo, os dejo un pequeño vídeo que resume este artículo. Los que me seguís en mi canal de Youtube (al que os animo a suscribiros) notaréis diferencias. Aparte del entorno, oiréis como hablo más bajo de lo normal. Lógico, ¿os imagináis a un friki grabando un vídeo de Youtube en vuestra piscina habitual? Intenté pasar desapercibido para cuidar mi reputación 😂😂😂.

A lo que vamos. Lo primero que tenemos que hacer es distinguir los conceptos de “vacaciones” y “veraneo”, porque, como os he dicho, no son lo mismo. Y, como hago siempre, acudiré a la Real Academia Española de la Lengua para ver las diferencias:

Vacaciones: “Descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios”.

Veranear: “Pasar las vacaciones de verano en un lugar distinto de aquel en que habitualmente reside”.

Como veis, no es lo mismo una cosa que otra, para desgracia de todos los Community. Como os comenté en mi artículo sobre el trabajo del Community Manager, nuestra profesión requiere dedicación absoluta todos los días del año. No se pueden dejar de lado las Redes Sociales de los clientes ni un sólo día por el sencillo motivo de que los usuarios tampoco descansan. Siempre hay que estar atento a los posibles comentarios, dudas o preguntas. Y sí, cuando digo “siempre”, también me refiero a las vacaciones… perdón, al veraneo.

Las vacaciones de un Community Manager (perdón de nuevo, veraneo)

Ya hemos dejado claro que no existen las vacaciones de un Community Manager. No te empeñes, te repito que los Community Manager no nos vamos de vacaciones porque como mucho, nos permitimos el lujo de cambiar de lugar de residencia unos días. A partir de aquí, os voy a contar cómo me las ingenio para poder irme de veraneo.

La primera parte de plan hay que desarrollarla en las semanas anteriores. Hay que planificar con tiempo cuándo nos iremos de veraneo para ir programando las Redes Sociales de nuestros clientes. Ellos, que son nuestros jefes más directos, no pueden notar que nos vamos a ir de descanso unos días (aunque en mi caso lo comento con ellos porque tengo confianza). Todos los días tendrán que salir las mismas publicaciones que un día normal. Nadie dijo que fuese a ser fácil.

vacaciones de un community manager

Por ello, durante algunas semanas nos tocará programar el día habitual y un día del veraneo. Al menos así lo hago yo. De tal forma, que si me voy a ir 15 días, en 15 días de doble trabajo tendré preparadas las publicaciones de cada cliente. Supondrá un sobresfuerzo durante algunas semanas pero ya sabéis, el que algo quiere, algo le cuesta.

Respecto a la programación, las de Facebook las realizo directamente en la página de Mark, porque ya sabéis que es muy listo, o muy cabroncete, según se mire, y penaliza con el ya exiguo alcance si utilizas plataformas externas para publicar en su red. Ya os digo, muy inteligente o muy jodido. Respecto al resto de Redes Sociales, yo utilizo la versión de pago de Metricool. Me permite dejar programado el trabajo sin mayores problemas.

De guardia permanente

El otro aspecto importante de mi veraneo es que exige estar de guardia permanente. Como ya os conté en el artículo mencionado con anterioridad, la profesión de Community Manager requiere estar siempre de guardia. Yo llamo estar de guardia a estar siempre atento con el móvil a todo o que se dice en las Redes Sociales de nuestros clientes. El único privilegio que me permito es que a la playa no me bajo el móvil por dos razones: para que no se caiga en la arena o el agua y para que ningún “enemigo de lo ajeno” se lo quiera llevar para mandarme directamente de vacaciones. Están los móviles buenos a un precio como para andar con tonterías… Por eso, los días que veraneo en la playa, la guardia se centra en el desayuno, la comida y la cena. Es decir, nunca pasan más de tres horas y, aunque no me guste hacerlo, siendo el verano, no me parece exagerado para atender las dudas de los seguidores.

vacaciones de un community manager

CONCLUSIONES SOBRE LAS VACACIONES DE UN COMMUNITY MANAGER

  • Los Community Managers no nos vamos de vacaciones, nos vamos de veraneo.
  • Programa el contenido de las Redes Sociales de tus clientes.
  • Siempre debes estar de guardia. Las Redes Sociales no descansan nunca.

Y, además de todo esto, descansa todo lo que puedas porque te lo has ganado (a pesar de que haya algún estúpido que aún se crea que nos dedicamos a jugar con las Redes Sociales). ¡¡¡Voy a darme un bañito!!!

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt