SEO o sentimiento, esa es la cuestión, que diría William Shakespeare. Pero el que me dio la idea para este artículo no fue el grandioso escritor inglés. No, fue alguien mucho más cercano y actual, y también grande en todo lo referente a la marca personal: Andrés Pérez Ortega, más concretamente tras leer el artículo de su blog, “Dime algo que no sepa“. Me permitirá Andrés que extraiga algunos párrafos de su artículo:

“Yo no sé tú, pero últimamente, cada vez que alguien escribe algo sobre Marca Personal, repite los mismos tópicos una y otra vez”. 

“Creo que una posible salida a esta situación de estancamiento y repetición de ideas puede ser empezar a dar más peso a la forma, al estilo, a una linea editorial propia. No se trata tanto de decir lo QUÉ hay que hacer sino de situarlo en un contexto. Dime algo que no sepa o, al menos, dímelo de tal forma que parezca nuevo o me aporte un punto de vista distinto”.

“Conecta experiencias propias y ajenas, reales o de ficción con las propuestas o consejos que quieras compartir. Y sí, “sé tu mismo” pero en el sentido de que cuando te lea o te vea en una web me transmitas lo mismo que percibiría si te tuviese ahora mismo delante y nos estuviésemos echando unas risas. Si te limitas a repetir un decálogo publicado infinitas veces, te conviertes en irrelevante”.

Con estos extractos ya os podéis hacer una idea de lo que quería transmitir Andrés. Y a mí me gustó leeerlo porque es lo mismo que estoy intentando hacer cada semana en el #COMUNICAblog. Escribo, sobre todo desde hace un tiempo, con el fin de aportaros algo con mi opinión y mi experiencia en este mundo de la comunicación y las Redes Sociales.

Incluso cuando escribí la semana pasada la Guía del Community Manager, lo hice huyendo del típico decálogo y centrándolo en mi propia experiencia, en contaros lo que a mí me ha funcionado y cuáles han sido mis errores como Community Manager. Buscaba daros ese aporte personal que os pudiera ayudar… porque Guías maravillosas y completísimas sobre el Community Manager ya hay diez mil en este mundo virtual.

¿No os da la sensación de que cuando leéis una es como si la hubiérais leído mil veces? Está claro que esas guías son muy útiles, sobre todo cuando empiezas en este mundillo, pero todos los días se publican guías nuevas que son un compendio de las anteriores. Que nadie se ofenda, porque nada más lejos de mi intención, pero estoy un poco aburrido.

Claro, estas guías están hechas, en muchos casos, buscando el posicionamiento del blog en Google, San Google. Al final, la pregunta que trasciende detrás es si es necesario escribir para el SEO o escribir con sentimiento. Eterno debate del que también hay muchos artículos en la blogosfera. Yo os voy a dar mi modesta opinión primero en este video (por si tenéis prisa) y luego en las líneas que hay a continuación 😉.

¿ESCRIBIR CON SEO O CON SENTIMIENTO?

Parecen bastante incompatibles. Si escribes para el SEO es difícil que puedas hacerlo con sentimiento, porque al redactar pensando en exprimir el alcance orgánico tienes que dejar de lado otras muchas cosas. Escribir para el SEO significa, en primer lugar, que no puedes escribir del tema que quieras, si no de uno que “te posicione”. Por ejemplo, este artículo no me posicionará nada o casi nada, qué le vamos a hacer. Si quisiera buscar posicionamiento debería escribir sobre “la gestión de las Redes Sociales”, “las 10 Redes Sociales más utilizadas”, “los 7 errores del Community Manager”… Es decir, por alguno de los temas que buscan las personas en los buscadores y con el objetivo final de que acaben en mi blog.

Para posicionar debes hacer artículos de los que decimos que hay diez mil, porque los que posicionan son las guías, los tutoriales, etc. Los artículos valorativos sobre una temática de actualidad sobre comunicación y Redes Sociales no suelen posicionar nada o casi nada. Como es el caso de este artículo.

Además, en segundo lugar, escribir para el SEO implica seguir unas normas muy estrictas: la palabra clave debe estar en el título (H1), debe aparecer un porcentaje de veces en el texto, debe estar en algún H2 y un largo etcétera. Obligarse a escribir con tantas normas es ponerse un corsé que hace casi imposible la posibilidad de ser medianamente creativo.

Si no puedo escoger el tema que me interesa y me encorseto al escribir… Ya digo que escribir para el SEO es casi incompatible a hacerlo con el sentimiento.

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Bufff… Complicado… Pero bueno, un buen amigo como Claudio Inacio diría que hay que compatibilizarlo. Algunas veces para el SEO y otras para el sentimiento. Y, como suele ser habitual, es muy acertado su diagnóstico. Estoy casi seguro de que su sistema es el ideal, en unos artículos das rienda suelta a la creatividad y en otros te pones el corsé del SEO y a hacer una guía que te posicione.

Hay otra opción que es escribir con SEntimientO (escribir con sentimiento teniendo en cuenta el SEO, pero que no domine). Es decir, escribir sobre temas que te interesen y de los que puedas aportar valor a los lectores en forma de opinión o experiencia, pero intentando tener en cuenta al SEO. Ya sé que he dicho conjugar ambos es casi imposible, pero no se me ocurre mejor opción.

Cuando pienso en el tema del siguiente blog (sí, ya sé que si me leyera Miguel Florido me echaría la bronca por no tener mi calendario de temas 😂😂😂) no puedo evitar pensar en artículos que me aporten algo, a mí y a mis lectores (aunque no sean tantos como si escribiera para Google). Intento buscar temas con los que poder aportar una valoración por mi experiencia o, como en algunas ocasiones, intentar provocar una reacción en el lector y abrir un pequeño debate. Al final se trata de que yo escriba sobre un tema que me haga feliz y provoque en el lector esa sensación de haber leído unas líneas que le han aportado algo, aunque sea mínimamente.

En el fondo, todo está muy relacionado con el objetivo del blog. Si lo que se quiere es monetizarlo y vivir de los ingresos que te genere o, al menos, que te supongan una ayuda, entonces olvídate del sentimiento y del SEntimientO. Lánzate a muerte a hacer mega guías completas y estupendas para que tus artículos se posicionen y te faciliten miles de visitas orgánicas.

Si tu objetivo es trabajar tu marca personal y el blog quieres que sea tu punto de referencia, más profesional que económico, entonces puedes permitirte el lujo de trabajar más con el SEntimientO, pues no dependes tanto de las visitas que lleguen a tu blog como de la calidad de las mismas. Puedes escoger temas que no posicionen mucho pero que te llenen y que creas que pueden aportar valor a tus lectores, eso sí, intentando cuidar un poco el SEO del artículo (tampoco vamos a renegar del SEO. Hay que darle su importancia, pero su prevalencia debe depender de nuestros objetivos). Al final, como muchas cosas en la vida, todo se reduce a cantidad o calidad.

Según Semrush, este artículo no va a posicionar nada, pero me apetecía escribirlo y defender la posibilidad de escribir sin pensar sólo en el SEO. Este artículo está escrito con SEntimientO.

¿Cuál es tu objetivo con el blog?

Showing 4 comments
  • Nubia Escobar
    Responder

    Mi objetivo es trabajar mi Marca Personal. Gracias por tus palabras.

  • Manuel López-Fando Arias
    Responder

    Hola Nubia. Gracias por tu comentario. No te olvides nunca del SEO, pero si tu objetivo no es monetizar el blog (aunque con el tiempo nunca se sabe…), no dejes de lado el sentimiento. Creo que entre tanto contenido “mecanizado”, necesitamos saber de las experiencias y las opiniones del resto de compañeros. Se puede aprender mucho de los compañeros de profesión por sus experiencias. Un saludo.

  • Carmen
    Responder

    ¡Hola!
    Escribo con sentimiento porque mi especialidad son las emociones. Al SEO le presto la atención necesaria pero sin dejarme arrastrar por él.
    Me encanta tu línea de escritura. Un abrazo y sigue escribiendo con sentimiento.

    • Manuel López-Fando Arias
      Responder

      Muchas gracias por tus palabras, Carmen. Yo cada vez soy más fanático del sentimiento al escribir, y si no posiciono, pues no posiciono. Al menos los que me lean sacarán alguna conclusión que les ayude en algo. Nos vemos en ésta, tu casa. Un saludo.

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt