Las Redes Sociales en las empresas son de suma importancia en la comunicación del siglo XXI. Acaso ¿se puede entender la comunicación empresarial actual sin las Redes Sociales? Disculpadme, pero es imposible, porque estudios, como el de IAB Spain de 2017, demuestran que las Redes Sociales han venido para quedarse y las empresas no pueden estar ajenas a ellas… si quieren comunicar.

redes sociales en las empresas

Teniendo claro que las empresas necesitan utilizar las Redes Sociales para comunicar, antes de hacerlo deben plantearse si de verdad quieren apostar por este canal de comunicación con sus clientes. ¿Por qué digo esto? Porque sin el convencimiento firme de que las Redes Sociales son útiles, es imposible establecer una estrategia que funcione. De verdad, mi experiencia me lo ha dicho en estos seis años trabajando con empresas. Aquellos que creen en las Redes Sociales y que apuestan por ellas a medio/largo plazo, suelen obtener resultados. Los que se suben al carro porque es obligatorio o una moda… esos… esos se estrellan siempre, os lo aseguro. La experiencia es la madre de la ciencia, que decía siempre mi madre 😜.

Consejo de amigo

De verdad, si no estáis convencidos, no comencéis. Las Redes Sociales son un escaparate público en el que necesitas transmitir una buena imagen de tu empresa, y eso no se hace desde unas Redes Sociales mal gestionadas. Haz la apuesta (que creo firmemente que deberías hacerla) o no la hagas (grave error), pero no te quedes a medias.

LAS CINCO PREGUNTAS DE LAS REDES SOCIALES EN LAS EMPRESAS

Una vez que has decidido apostar por las Redes Sociales en las empresas como canal de comunicación, debes plantearte cinco preguntas absolutamente básicas e indispensables. Vamos a verlas con detalle, aunque antes os ofrezco la posibilidad de ver el video por si no tenéis tiempo, ganas de leer o, sencillamente, no os parece muy interesante lo que estoy escribiendo (que espero que no sea así, por Dios 😉).

¿PARA QUÉ?

Esta es la primera pregunta. Tienes que tener claro cuáles son tus objetivos y si las Redes Sociales te ayudarán a conseguirlos. Estos objetivos deben ser primero más genéricos para después ir desgranándose en metas más pequeñas, alcanzables y evaluables.  Los objetivos genéricos pueden ser dar a conocer la marca, incrementar las ventas, conseguir más clientes, etc. Para lograrlo, debes marcarte KPIs (objetivos) más pequeños y que te permitan llegar al objetivo general. Esta pregunta es fundamental como primer paso.

¿PARA QUIÉN?

Sencillo, vas a lanzar una serie de mensajes… pero ¿a quién? ¿Quiénes serán los destinatarios de tus mensajes? Necesitas saber quién es tu público, lo que en marketing se llama “buyer persona”. Sólo sabiendo quién es tu cliente, podrás saber donde encontrarlo, y esta es, precisamente, la tercera pregunta…

¿DÓNDE?

Porque una vez que sepas a quién te quieres dirigir, debes saber en qué Redes Sociales puedes encontrarle. Es un error muy habitual en muchas Redes Sociales en las empresas. Se empeñan en estar en todas las Redes Sociales porque sí, porque están de moda o porque lo dice el “sobrinitymanager” (ese ser tan peligroso para las empresas). Por ejemplo, si eres un profesional independiente es indispensable que estés en LinKedin, podrías prescindir de Instagram y nunca deberías estar en Snapchat. ¿No te parece lógico? Pero claro, primero debes saber quién es tu público objetivo.

Consejo de amigo

No tomes decisiones en función de las modas. En la mayoría de los casos, Twitter y Facebook son las obligadas como Redes Sociales en las empresas, pero por mucho que Instagram esté de moda, es muy probable que no se ciña a tus necesidades de Comunicación. Piensa con la cabeza… como has hecho siempre.

redes sociales en las empresas

¿QUÉ CONTAR EN LAS REDES SOCIALES EN LAS EMPRESAS?

Vale. Ya sabemos que queremos estar, a quién nos vamos a dirigir y a través de qué Redes Sociales. Ahora toca establecer un plan de contenidos. Es decir, necesitas saber qué mensajes vas a lanzar, con que periodicidad vas a publicar en cada Red Social… No es una decisión fácil y requiere un buen análisis. Además, en este punto deberás establecer también el tono en el que escribirás en las redes sociales en la empresa. ¿Será más formal o más coloquial? ¿Usaremos muchos emojis o prescindiremos de ellos? Claro, volvemos al punto en el que necesitamos conocer a nuestro público final…

Los contenidos deben ir en función de los diferentes objetivos que se hayan propuesto al principio. Es decir, para llegar a cada objetivo tendremos que publicar una serie de contenidos. Eso sí, procura no ponerte el corsé antes de empezar. Por ejemplo, todo el mundo dice que no hay que agobiar a los seguidores hablando sólo de la empresa… Pero yo no lo afirmaría de manera tajante (siempre hablando desde mi experiencia de estos seis últimos años). Tengo clientes donde me funciona muy bien hablar de la empresa y no tengo casi engagement si me salgo de las noticias de la empresa. Lo que quiero decir es que por mucho que te digan, al final son las estadísticas las que te demostrarán si los contenidos son adecuados o no y si el número de publicaciones es el idóneo. No vayas con muchos prejuicios de antemano y déjate guiar por los datos. Nunca mienten.

¿Ves como todo no es tan sencillo como sentarse delante del ordenador  comenzar a publicar? ¿Te das cuenta de por qué el “sobrinitymanager” es un peligro para tu empresa porque puede hundir tu marca digital?

Consejo de amigo

Cada red social requiere un tipo de contenido. Es decir, los mensajes en Twitter no se parecen a los de Facebook. Por eso, lo primero es que te olvides de conectar estas dos Redes Sociales. Hacerlo te ahorrará tiempo, pero será una muestra de desconocimiento del mundo social.

¿EL CAMINO ES EL CORRECTO?

¿Y si después de todo lo que hemos preparado el camino, al final resulta que nos hemos equivocado? Esto sólo te lo dirán los datos que debes analizar mensualmente. Eso sí, para tomar decisiones drásticas, tómate más tiempo porque como te he dicho, esto es una carrera a largo plazo. Nadie, pero nadie te podrá decir que hará milagros en poco tiempo. Eso es imposible en cualquier aspecto de la comunicación, pero en las Redes Sociales de las empresas, aún más.

Consejo de amigo

Estadísticas de cada Red Social hay diez mil, todas llenas de datos y más datos. Pero, ¿tienes tiempo de analizar un “tocho”? Yo creo que no, pero sí puedes mirar algunos datos básicos: número de seguidores, porcentajes de participación, likes, comentarios, compartidos…. No te vuelvas loco porque puede que te pierdas y no mires lo más fundamental. Siempre habrá tiempo de hacer un análisis más profundo.

redes sociales en las empresas

CONCLUSIÓN

  1. Plantéate muy seriamente si estar o no en las Redes Sociales. Yo creo que estás casi obligado a estar, pero debes creer y apostar por ellas.
  2. Pon siempre objetivos medibles y alcanzables. En caso contrario, acabarás por desistir habiendo perdido, esfuerzo, tiempo y dinero.
  3. Elige bien las Redes Sociales en las que estar presente. No te dejes guiar por modas.
  4. Planifica tu contenido, no dejes las publicaciones al azar.
  5. No vayas con prejuicios. Lo que funciona en una empresa puede no hacerlo en otra. Busca tu camino para llegar a tu público y lograr crear una comunidad participativa.
  6. Por favor, esta es casi la conclusión más importante APOYA Y TRABAJA con confianza con el responsable de las Redes Sociales. Sólo con esa confianza lograréis JUNTOS el éxito de las Redes Sociales de tu empresa.
  7. Y, por último, persevera, persevera y persevera. Es un camino largo pero con mucho fruto si se recorre bien y con tiempo. Pasito a pasito pero sin parar. Esto es fundamental en las redes sociales en las empresas.

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt