Estoy acabando por odiar los tutoriales. Necesito urgentemente escuchar vuestras experiencias… Esto es una llamada de auxilio. Os explico por qué.

Pero, como siempre, antes de empezar a escribir, os dejo el enlace del video de mi canal de Youtube por si queréis echarle un vistazo (y de paso os podéis suscribir, es sólo una sugerencia).

Todo comenzó el lunes pasado en una “conversación” en Twitter con Andrés Pérez Ortega. Tanto Andrés como Claudio Inacio acababan de publicar su último video en su canal Street Personal Branding (por cierto, os aconsejo que os suscribáis a su canal. Son la caña y, sobre todo, aire fresco). En el mismo, debatían sobre la necesidad o no de establecer un calendario editorial al hacer el blog. Y claro, ya sabéis mi obsesión por evitar los corsés que te impiden trabajar con creatividad. En aquel artículo del SEntimientO intentaba explicar mi postura. Andrés, que ya lleva en esto 14 años, ahí es nada, defendía únicamente la obligatoriedad de sentarse a escribir los martes y los viernes, teniendo total libertad en los temas y la forma de escribir. Él pasa olimpicamente de Google, y puede hacerlo porque su prestigio le permite escribir sin importarle posicionarse. Pero esa actitud hizo que hoy esté aquí escribiendo, de nuevo, sobre los corsés y la necesidad de librarnos de ellos. Y la mayor limitación que tenemos al escribir en el blog es hacerlo para Google.

Claro, si sólo escribes para Google, acabas siendo el rey de los tutoriales. ¿Os habéis planteado alguna vez que hay tutoriales absolutamente para todo? Si quieres hacerte el nudo de la corbata, hay mil tutoriales, si deseas saber cómo cambiar la cisterna o el enchufe, te enseñarán todos los entresijos de la maquinaria, y si necesitas saber cómo cuidarte la barba, tendrás mil y un tutoriales sobre la mejor forma de hacerlo. Incluso hay tutoriales sobre como hacer tutoriales 😳😳😳.

Una locura. Pero ¿por qué esta invasión de tutoriales? Muy sencillo, porque posicionan ya que la gente los busca en Google. Claro, el problema es que una vez que ya sabes hacerte el nudo de la corbata, cambiar la cisterna o el enchufe o cuidarte la barba, ya no vuelves a mirar ese tutorial. Son muy útiles… pero efímeros. Sin embargo, otro como tú vendrá detrás buscando lo mismo. Ese es su éxito porque es difícil que pasen de moda salvo que cambiemos el nudo de la corbata por uno que ya venga hecho, que la cisterna funcione por bluetooth o que se penalice llevar barba.

El caso es que esos “maravillosos” tutoriales están acabando por torturarme. Mi timeline de Twitter y mi muro de Facebook están llenos de artículos sobre Redes Sociales, Marketing Digital, Comunicación… Hasta aquí todo correcto. Me dedico a ello, y conocer de cerca las experiencias e inquietudes de muchos compañeros es algo que me enriquece, profesional y hasta personalmente. Y, además, nadie me obliga a seguiros. Lo hago encantado buscando cada día aprender con vosotros.

Pero he aquí el gran problema. Disculpadme de antemano porque no quiero ofender a nadie, no soy nadie para ello, pero cada día abro menos artículos… Simplemente porque no me aportan nada. Ya sé cuáles son las virtudes de un Community Manager, cuáles son los mejores programas de retoque fotográfico y cuáles son las medidas de las fotos en las Redes Sociales. Y si no me lo sé, el día que me haga falta lo buscaré y encontraré diez mil artículos, todos iguales. No hace falta que hagamos más salvo que cambien las medidas de las fotos en las Redes Sociales.

Sin embargo, casi nunca encuentro esas experiencias que tanto me llenan. Necesito saber cómo os va como Community Managers, cuáles son los problemas que os estáis encontrando, cómo los solucionáis, qué programa usáis para el retoque fotográfico o algunos truquillos que os están facilitando la vida. Me resulta mucho más valioso conocer vuestra opinión porque me aporta mucho más que una nueva lección. Incluso me gustaría conoceros un poco más fuera del ordenador. Seguro que tengo mucho, pero que mucho que aprender de vosotros.

Pero lo que veo en los títulos de los tutoriales (porque la gran mayoría no los abro)… eso ya me lo sé de memoria. Le vendrán muy bien a quien empieza en este mundillo, pero nosotros necesitamos enriquecernos mutuamente de verdad, con nuestro día a día. Yo lo estoy intentando con esta ventana del COMUNICAblog, en el que siempre doy a mis artículos un toque muy personal, con consejos y experiencias por si os sirven a alguno de ayuda. Os cuento qué hago, cuáles son mis aciertos, cuáles mi errores…

No sé si he sabido explicarme bien o he llenado esta página en blanco de palabras aburridas. Tampoco he querido molestar a ningún compañero y pido disculpas de antemano a alguno si lo he hecho.

Sólo quería gritar con todas mis fuerzas NO A LOS TUTORIALES Y SÍ A LAS EXPERIENCIAS.

Al final somos personas hablando con personas. Como le dije a Andrés en la conversación que inició este artículo: “Pero ¿dónde queda la esencia de lo escrito si sólo tecleamos como robots? El sentimiento no se puede perder, porque para los robots pueden escribir hasta los robots. Nosotros sobramos”.

Showing 4 comments
  • Claudio Inacio
    Responder

    Muchas gracias por el post y por la mención Manuel, es un honor saber que nuestro canal te anime a crear post tan humanos como este.
    Ya sabes que soy fan de tu manera de escribir y lo bien que te explicas.

    A seguir y lo comparto, es un post muy interesante

    • Manuel López-Fando Arias
      Responder

      Muchas gracias, Claudio. La verdad es que vuestro canal hace que entre aire fresco en mi muro. Entre todos podemos revertir la situación de estancamiento en que nos encontramos y volver a contar nuestras experiencias para enriquecernos mutuamente. ¡¡¡Seguid así, inspirando!!!

  • José Manuel Peña
    Responder

    Aunque yo soy muy de Tutoriales y me encanta el SEO, debo reconocer que tienes razón y yo también hecho en falta artículos así aunque a veces depende de cada uno es posible llevarlo a cabo o no
    Es cierto que cuando lees un post de este tipo en redes, aunque sabes que que puede generar 0 visitas de tráfico orgánico, impacta y lo compartes.
    Buen post para cambiar el chip 😉

    • Manuel López-Fando Arias
      Responder

      Muchas gracias José Manuel. Tus tutoriales son de los que valen la pena (esta mañana he leído uno ), y no lo digo por regalarte los oídos porque, como ves en mis artículos, a mis 47 años no soy de esos. El problema es que hay tantos tutoriales… Y, además, la mayoría son un remake de otros, luego son iguales. Creo que se pueden hacer tutoriales pero más personales, contando más experiencias propias. Sí, yo quiero aprender sobre SEO, pero para leerme un manual, no necesito un artículo. Podemos ser más creativos y más personales. Nos enriqueceremos más. Un saludo.

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt