Ya sabéis que me gusta escribir artículos muy prácticos, contando mis experiencias para que aporten algo de ayuda a quien lo necesite. Y, desde mi experiencia, hoy os quiero dar algunos consejos para emprender y no morir en el intento. No he querido leer nada de otros compañeros ni páginas especializadas porque no quiero hacer un tedioso tutorial teórico. Sólo quiero contaros mi experiencia de estos seis años como emprendedor freelance. Ya sabéis que la experiencia es la madre de la ciencia 😉.

consejos para emprender

Cuando decidí “independizarme” y comenzar a trabajar por mi cuenta me reuní con algunos amigos para contarles mi proyecto. Uno de ellos, me definió a la perfección lo que serían mis próximos años: “Te vas a montar en una montaña rusa en la que un día estarás eufórico en lo más alto y otro día te hundirás en lo más profundo”. Cuantas veces me he acordado de estas palabras desde que me las pronunciara allá por el año 2012. Seis años después sigo subido a esa montaña rusa con subidas y bajadas frenéticas. Sí, probablemente, tú también, porque cuando decides hacerte profesional independiente o freelance te dan el billete de la montaña rusa y te obligan a subirte, sí o sí.

Perdón, si tenéis prisa o pocas ganas de leer, os dejo este pequeño vídeo que resume las principales ideas que os voy a transmitir en este artículo.

Si prefieres seguir leyendo estos consejos para emprender, continúo dándole al teclado sin piedad. Como te he comentado, hace seis años que decidí subirme a la montaña rusa, y os voy a comentar mi experiencia resumida en estos consejos.

NO TE HUNDAS CUANDO RECIBAS UNA MALA NOTICIA

Estos consejos para emprender no pueden comenzar de otra forma. Probablemente, la primera noticia que recibas es que las cosas no suceden tan rápido como te gustaría. Los primeros clientes puede que tarden en llegar más de lo que esperabas… Y más adelante será inevitable que dejes de trabajar con algunos clientes. Sí, esos días te llevarás un “palo” gordo, pero no te puedes hundir. Unos vienen y otros se van, porque aunque tú creas que con el tiempo la relación con tu cliente es algo más que eso, al final para él tu serás un proveedor y ellos tu cliente, ni más ni menos.

Cuando te den una mala noticia, tómate un rato para asimilarla. En la mayoría de las ocasiones no tendrá nada que ver con la calidad o dedicación en tu trabajo. Si has hecho todo correcto, este cliente perdido se debe únicamente al ciclo de vida de los clientes. No pueden ser eternos. No te agobies y sigue trabajando con los clientes que mantienes.

DISFRUTA A TOPE DE LAS BUENAS NOTICIAS

Efectivamente, no todo van a ser malas noticias. Ya te he dicho que te has subido a una montaña rusa en la que un día estás arriba y otro abajo. Y además, la única forma de parar la atracción es tirándose 🤣🤣🤣. Por eso, también recibirás llamadas que te harán muy feliz. Por ejemplo, ese primer cliente nunca se olvida, te lo aseguro, y tampoco los que vienen después. Disfruta de cada cliente nuevo que hagas o cuando alguno te felicite por tu trabajo. Esto último, no suele ser muy habitual, por lo que son noticias que se disfrutan aún más.

TEN CLARO TU OBJETIVO

En un listado de consejos para emprender, esto parece un poco obvio, pero no todo el mundo tiene claro qué va a hacer. Es decir, es imprescindible que sepas cuáles son tus puntos fuertes y cómo sacarles jugo. Es lo que los técnicos llaman un análisis DAFO. Yo prefiero decirte que te sientes a pensar en qué eres bueno, cómo vas a llegar a decírselo a tus potenciales clientes para que lo sepan y cómo les demostrarás que eres bueno en tu trabajo. Un objetivo, un plan de acción, un mínimo estudio de viabilidad sobre tu proyecto… Son pasos que tienes que dar.

No, no hace falta que hagas un profundo estudio de mercado. Todos conocemos cómo están las cosas a nuestro alrededor y si nuestro proyecto tiene visos de futuro o no. Sólo se trata de reflexionar sobre lo que vas a ofrecer, si hay clientes potenciales, si hay mucha gente haciendo lo mismo que tú en tu zona, qué te diferencia de los demás.. Por cierto, reflexionar es una palabra preciosa que hay gente que usa demasiado poco y así pasa luego lo que pasa.

consejos para emprender

CADA CIERTO TIEMPO, PARA Y ANALIZA

No debería ni decirlo, pero en estos consejos para emprender no puedo dejar de aconsejarte que estés permanente haciendo un análisis de cómo está tu situación y las medidas correctoras que puedes tomar para solucionar los pequeños problemas que detectes. Dice la sabiduría popular, que es muy sabia, que “la experiencia es la madre de la ciencia”. Y os aseguro que así es. Conforme vayas trabajando con tus clientes irás viendo cuáles son las cosas que estás haciendo bien y cuáles puedes mejorar. Y esto lo comprobarás en todas las facetas con tus clientes, desde cómo lograste que llegaran a confiar en ti, hasta cómo trabajas con ellos.

Yo distingo siempre entre la formación y el aprendizaje. Mi formación son los conocimientos teóricos que me permiten realizar mi trabajo, es decir, mi título de Licenciado en Ciencias de la Información (que yo sí lo tengo 😜). El aprendizaje son esos otros conocimientos prácticos que vas adquiriendo conforme vas trabajando con los clientes. Los dos son importantes, pero una vez puesto en marcha el proyecto, el aprendizaje es más importante que la formación (porque ésta ya la tienes). Hay muchas cosas que las aprendes con el trabajo diario, que no te las pueden enseñar en la Facultad. La combinación de los conocimientos y el aprendizaje es lo que te hace un gran profesional.

RENUÉVATE

Llegará un momento en que tu proyecto lleve varios años y sea necesario hacer una pausa un poco más profunda, ver qué está funcionando y qué puedes mejorar. Este proceso lo hice cuando estaban apunto de cumplirse cinco años de mi proyecto. En mi caso me dí cuenta de que en mi zona había mucha gente que ya me conocía por otros trabajos anteriores, así que decidí que debía apostar más por mi marca personal que por el nombre de la empresa y tomé las medidas correctoras necesarias. De esta reflexión nació la nueva web, la nueva imagen… y lo más importante, pasé a considerarme un cliente más de la empresa, es más, decidí que YO ERA MI PRIMER CLIENTE. Fue el mayor error que había cometido en los cinco años anteriores. La escritura de este artículo es un mero ejemplo de las formas que tengo de subsanar este problema 😉, porque una de las decisiones fue retomar el COMUNICAblog con seriedad y profesionalidad. Y en ello ando…

PACIENCIA, PACIENCIA Y MÁS PACIENCIA

Si en estos consejos para emprender la palabra mágica era reflexión, ahora te ayudo otra: Paciencia. Si has decidido comenzar tu proyecto propio, no puedes esperar resultados de la noche a la mañana. Cuando yo tomé esa decisión en los primeros días de 2012, dediqué seis meses a trabajar mis Redes Sociales y, sobre todo, a leer, leer y leer todo lo que caía en mis manos. Tenía que formarme en las lagunas que había detectado de cara al nuevo proyecto. Mi trabajo durante esos seis meses fue dedicar ocho horas al día a leer y aprender. Pero la paciencia también hay que mantenerla cuando ya pones en marcha el proyecto. Los primeros clientes llegan despacio (afortunadamente, no en mi caso), y hay que trabajar mucho para consolidar el proyecto, si es que se puede decir que llega a ser realmente sólido en algún momento.

consejos para emprender

LA CRISIS DE LOS 5 AÑOS, EXISTE

Yo pensaba que era uno de esos mitos empresariales de los que todo el mundo habla. Pero, en mi caso, te puedo asegurar que la crisis de los 5 años, existe. Es más, fue cumplir los 5 años de proyecto y llevarme de golpe y porrazo las peores noticias de esos 5 años. Parecía que todo se venía abajo. No sé si porque lo intuía, pero el giro a mi trabajo lo comencé unos meses antes. Esta pequeña crisis, si es que te llega, puede ser un buen momento para hacer esa reflexión que hemos dicho y realizar los cambios necesarios para relanzar el proyecto.

MUY IMPORTANTE: SÉ PROFESIONAL

No. El proyecto que vas a emprender no es un juego, es muy serio. Tan serio, que, al menos en parte, tiene que ser el que te permita poner un plato cada día en la mesa, pagar la hipoteca y la ropa de tus hijos. Y, como te he dicho, esto son cosas muy serias. Has decidido montarte una empresa y tienes que actuar como tal. Como complemento a este punto, en este artículo te doy algunos consejos si vas a trabajar desde casa. Porque a partir de ahora tú eres tu propio jefe (bueno, junto a tus clientes, como siempre digo). Sé profesional y muy, pero que muy trabajador, porque te estás jugando tu futuro, y eso es algo muy importante, ¿no te parece?

 

CONCLUSIÓN

Espero que alguno de estos consejos para emprender te hayan sido de utilidad. Como te he comentado al principio, no pretendo sentar cátedra, sólo contar mi propia experiencia. Emprender tu propio proyecto es  maravilloso, pero supone subirse a la famosa montaña rusa infernal. Subes, bajas… Nunca nada volverá a ser tan tranquilo como cuando trabajabas para tu jefe… pero es mucho más bonito.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Nos la cuentas dejando un comentario? ¿Añadirías algunos consejos para emprender?

Comments
  • Jose Ramón
    Responder

    Me dí de alta en Autónomos cuando cumplí los 18. Y hoy, a los 53 lo sigo siendo. Hablar de montaña rusa es quedarse corto 🙂
    Pero no lo cambio por nada. La emoción de tener que esforzarte cada día para salir adelante. La satisfacción de recoger los frutos de ese esfuerzo. Y, por supuesto, el aprendizaje conseguido con los “fracasos”.
    Ánimo a los que comienzan. Ya llevo unas cuantas “crisis de los 5 años” y he sobrevivido.
    Saludos.

Dejar un comentario

¿Te puedo ayudar?

Not readable? Change text. captcha txt
tutorialesEl sueño de un Community Manager